La Directiva de Baja Tensión 2014/35/UE

Cuando empezamos a diseñar un nuevo equipo eléctrico/electrónico, debemos considerar que obligatoriamente el equipo debe ser conforme con la Directiva de baja tensión (“LVD: Low Voltage Directive”) 2014/35/UE (https://bit.ly/2b7UrM2). La Directiva LVD se publicó el 26 de febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Unión Europea y entró en vigor el pasado 20 de abril de 2016. La Directiva LVD se aplica a todos los equipos eléctricos para uso en entornos domésticos o laborales. 

 

Para conocer más sobre este tema, lee este post … (Leer más) 



Según esta Directiva LVD, cualquier fabricante que venda productos eléctricos/electrónicos en la UE es responsable de generar la documentación técnica relevante y asegurar que los bienes producidos cumplen con los requisitos de la Directiva. Para ello es necesario realizar pruebas para verificar que se cumplen los requisitos relacionados con la seguridad eléctrica.

 

Cada producto individual que debe ser vendido en el mercado de la Unión Europea debe declarar la conformidad con esta Directiva desde el 20 de abril de 2016, además de ser conforme con las demás Directivas aplicables, como la Directiva de compatibilidad electromagnética (CEM)(2014/30/UE), la de materiales prohibidos (RoHS) (2011/65/UE) y la de reciclaje (WEEE)(2012/19/UE).

 

Si se trata de una máquina, también se debe considerar la Directiva de seguridad de máquinas (2006/42/CE). Si se trata de algún producto específico que tiene Directiva propia, también debe cumplir su Directiva específica (por ejemplo, la Directiva de ascensores (2014/33/UE)). Si un producto incorpora una función de radio (aunque solo añada un módulo de bluetooth, Wi-Fi o GPS, etc) también deberá ser conforme con la Directiva de equipos radioeléctricos (RED)(2014/53/UE).

 

La Directiva LVD rige la seguridad de un "producto eléctrico/electrónico" si está alimentado con una tensión entre 50 y 1.000 V con corriente alterna y/o entre 75 y 1.500 V con corriente continua. La tensión operativa de muchos equipos electrónicos se encuentra fuera de este rango de tensiones. Por ejemplo, los productos típicos alimentados con pilas. Por lo tanto, dichos equipos no entran dentro del alcance de la Directiva LVD. Sin embargo, si la tensión de funcionamiento se encuentra dentro de los límites de la Directiva LVD, el fabricante deberá analizar si su producto se considera un producto eléctrico según lo establecido en la Directiva LVD.

 

Algunos productos pueden considerarse “componentes” que se han pensado para formar parte de productos más complejos o instalaciones. Por ejemplo, podemos citar en esta categoría de producto los balastos electrónicos y portalámparas, interruptores de red, transformadores de red y tomas de corriente. En ese caso, es el producto final completo el que debe ser conforme con la Directiva LVD.

 

La definición en la Directiva no es clara a este respecto. Sin embargo, las posteriores directrices de la Comisión de la UE sobre la Directiva LVD dejan claro que ciertos "componentes básicos", a diferencia de estos ejemplos anteriores, no constituyen “equipo eléctrico”. Por lo tanto, estos productos no están cubiertos por la Directiva LVD, si su seguridad solo puede evaluarse, en gran medida teniendo en cuenta cómo se incorporan al producto más complejo o instalación y para los cuales no se puede realizar una evaluación del riesgo. Esto incluye, por ejemplo, componentes activos tales como circuitos integrados, transistores, diodos, rectificadores, triacs, GTO, IGTB, opto-semiconductores; componentes pasivos tales como condensadores, inductancias, resistencias, filtros; componentes electromecánicos como conectores, dispositivos de protección mecánica que forman parte del equipo, relés con terminales para tarjeta de circuito impreso, micro interruptores. Según esta información, los componentes electrónicos no pueden llevar el Marcado CE de acuerdo con la Directiva LVD.

Buenas prácticas de seguridad eléctrica

 

Las reglas de seguridad eléctrica según la Directiva LVD especifican un nivel mínimo de seguridad eléctrica de acuerdo con las buenas prácticas de seguridad eléctrica de la UE. Si se cumplen los requisitos mínimos, se puede decir que el producto es suficientemente seguro, si se usa y se mantiene correctamente.

 

La actual Directiva LVD requiere una Evaluación y Análisis de Riesgos. Pero la Directiva no define "equipo", por lo que también cubre algunos componentes eléctricos. Usualmente se asume que los componentes deben cumplir si están clasificados para trabajar con tensiones de suministro eléctrico como las tensiones anteriormente mencionadas y se suministran a los clientes como artículos individuales.

 

Sin embargo, usando productos no conformes con la Directiva LVD, pueden aparecer daños, y tener lesiones y accidentes.  En este caso, entrarían en juego las reglas de responsabilidad del producto de la UE. Es importante tener un nivel de seguridad eléctrica bien documentado en cada nuevo producto. La Directiva LVD no proporciona requisitos detallados, pero estos se pueden encontrar en las normas armonizadas correspondientes. Todos los detalles que definen "las buenas prácticas de seguridad eléctrica" se pueden encontrar en las normas europeas (EN) controladas por Cenelec (“Comité Européen de Normalisation Electrotechnique”: Comité Europeo de Normalización Electrotécnica).

 

Esto significa que, si el producto cumple con una norma armonizada relacionada con la baja tensión, cumple con los requisitos de la Directiva LVD automáticamente. La aplicación de las normas armonizadas más relevantes es la forma más segura y efectiva de demostrar la conformidad con la Directiva LVD. La figura adjunta muestra la lista de las normas armonizadas más destacadas que ayudan a obtener la conformidad con la Directiva LVD. Estas normas armonizadas provienen de la lista oficial que se encuentra en la web:

 

http://ec.europa.eu/growth/single-market/european-standards/harmonised-standards/low-voltage/

 

 

Objetivos de seguridad

 

Si todos los objetivos de seguridad de baja tensión ya se tratan cumpliendo con otras Directivas, el cumplimiento de la LVD no requerirá más trabajo (pero igualmente puede ser necesario declarar la conformidad con la LVD y crear su documentación técnica). Donde otras Directivas solo cubren algunos de los objetivos de seguridad de la LVD, se necesitará un trabajo adicional para cubrir los objetivos de seguridad restantes de la LVD. Es importante destacar que la Directiva de CEM (compatibilidad electromagnética) no es una Directiva de seguridad. Cuando los errores y fallos del equipo pueden aumentar los riesgos de seguridad, el cumplimiento de la Directiva de CEM no puede garantizar que las interferencias no causen riesgos inaceptables de seguridad.

 

El anexo I de la Directiva LVD presenta los principales elementos de los objetivos de seguridad referentes al material eléctrico destinado a emplearse con determinados límites de tensión:

a)      las características fundamentales, cuyo reconocimiento y observancia ha de asegurar que el material eléctrico se utilice de manera segura y acorde con su destino, figurarán en el material eléctrico o, cuando esto no sea posible, en el documento que lo acompañe.

b)      el material eléctrico y sus componentes se fabricarán de modo que permitan un montaje y una conexión seguros y adecuados.

c)      el material eléctrico habrá de diseñarse y fabricarse de modo que quede garantizada la protección contra los peligros a que se refieren los puntos 2 y 3, a condición de que se utilice de manera acorde con su destino y sea objeto de un adecuado mantenimiento.

 

2. protección contra los peligros derivados del propio material eléctrico

d)      Se establecerán medidas de índole técnica, de conformidad con el punto 1, a fin de que:

e)      las personas y los animales domésticos queden adecuadamente protegidos contra el peligro de lesiones físicas u otros daños que pueda provocar el contacto directo o indirecto;

f)       no se produzcan temperaturas, arcos o radiaciones peligrosas;

g)      se proteja convenientemente a las personas, los animales domésticos y los bienes contra los peligros de naturaleza no eléctrica causados por el material eléctrico que se desprendan de la experiencia;

h)      el sistema de aislamiento sea el adecuado para las condiciones de utilización previsibles.

 

3. protección contra los peligros causados por efecto de influencias externas sobre el material eléctrico

i)        Se establecerán medidas de orden técnico conforme al punto 1, a fin de que el material eléctrico:

j)        responda a los requisitos mecánicos esperados de manera que no se ponga en peligro a las personas, los animales domésticos y los bienes;

k)      resista las influencias no mecánicas en las condiciones medioambientales esperadas de manera que no se ponga en peligro a las personas, los animales domésticos y los bienes;

l)        no ponga en peligro a las personas, los animales domésticos y los bienes en las condiciones de sobrecarga previsibles.

El anexo II muestra el material y los fenómenos excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva:

 

  •  Material eléctrico destinado para utilizarse en una atmósfera explosiva.
  • Material eléctrico para radiología y para usos médicos.
  • Partes eléctricas de los ascensores y montacargas.
  • Contadores eléctricos.
  • Tomas de corriente (enchufes y clavijas) para uso doméstico.
  • Controladores de cercas eléctricas.
  • Interferencias radioeléctricas.
  • Material eléctrico especializado, destinado a utilizarse en buques, aeronaves y ferrocarriles, que se ajuste a las disposiciones de seguridad establecidas por organismos internacionales de los que formen parte los Estados miembros.
  • Kits de evaluación, fabricados por encargo, destinados a ser usados por profesionales exclusivamente en instalaciones de investigación y desarrollo para dichos fines.

 

Obligaciones

 

La Directiva LVD establece que el producto debe llevar el tipo, lote o número de serie u otro elemento que permita su identificación, a menos que esto no sea posible debido a su pequeño tamaño. El producto también debe ir acompañado de instrucciones e información de seguridad en un idioma que pueda ser fácilmente comprendido por los consumidores en cada Estado miembro.

 

Los fabricantes que tengan motivos para creer que sus productos no son conformes con la Directiva LVD deberán tomar inmediatamente medidas correctivas o retirarlo del mercado. Además, cuando exista un riesgo para los consumidores, las autoridades deberán conocer la no conformidad y las medidas que se emplean para resolverla.

 

La Directiva LVD detalla específicamente las obligaciones de los fabricantes, representantes autorizados, importadores y distribuidores. En particular, se detallan mucho mejor las obligaciones para los importadores en comparación con la anterior Directiva. En la actual Directiva LVD se aumentan bastante las responsabilidades de los importadores ante las autoridades europeas (también ocurre en la Directiva de CEM).  Los importadores deben asegurar que el fabricante ha llevado a cabo el procedimiento apropiado de evaluación de la conformidad, incluida la compilación del archivo técnico y el marcado del equipo con la Marca CE. Los importadores deben indicar su nombre o marca comercial registrada y la dirección postal en la que se encuentra. También deben asegurar que el producto eléctrico va acompañado de las instrucciones e información de seguridad en un lugar apropiado con el idioma correspondiente y deben asegurar que, mientras el equipo está bajo su responsabilidad, sus condiciones de almacenamiento o transporte no comprometen el cumplimiento de los objetivos de seguridad. Si tienen dudas, los importadores deberán, en su caso, realizar pruebas de baja tensión del equipo y, de ser necesario, llevar un registro de las reclamaciones de equipos no conformes y de los productos retirados del mercado, informando a los fabricantes y distribuidores.

 

Los importadores, (igual que los fabricantes) conservarán una copia de la declaración de conformidad UE (durante 10 años) y deberán asegurarse de que tienen la declaración técnica disponible para las autoridades. Por último, un punto completamente nuevo en los artículos 13 y 14 de la Directiva LVD, incluye una disposición para adquirir una 'Presunción de conformidad' sobre la base del cumplimiento de normas internacionales y / o nacionales cuando no se cuenta con una norma armonizada europea apropiada publicada en el Diario Oficial de la UE. A efectos prácticos, los importadores tienen un nivel de responsabilidad ante las autoridades muy similar a los fabricantes radicados dentro de la UE.

 

 

Declaración

 

Los contenidos mínimos detallados requeridos para el archivo técnico no han cambiado respecto a la anterior Directiva. El diseño, la fabricación y el funcionamiento de la instalación eléctrica o equipo, es suficiente para evaluar la su conformidad con los requisitos pertinentes.

 

Además, como se ha dicho, se requiere realizar un análisis y evaluación adecuado de los riesgos.

Los requisitos para la Declaración de conformidad, que se encuentran en el Anexo IV, se han modificado ligeramente. A diferencia de la lista de contenidos, el Anexo IV es una plantilla sugerida para la Declaración, que incluye la “Declaración de conformidad de la UE”, donde se debe indicar que la Declaración ha sido emitida bajo la exclusiva responsabilidad del fabricante y que el objeto de la Declaración es conforme con la legislación pertinente de armonización de la UE. Se debe incluir una identificación adecuada del producto, suficiente para permitir la trazabilidad de éste (se puede usar también una imagen en color del producto). Ya no es necesario en la actual Directiva LVD que se incluyan los dos últimos dígitos del año en el que se fijó la Marca CE, como se debía hacer en la anterior Directiva.

 

 

Exclusiones de la LVD

 

Están excluidos los equipos o materiales declarados bajo una Directiva específica de producto que ya cubre con todos los requisitos esenciales de la Directiva LVD. También están excluidos los productos que no tienen otra Directiva UE específica, como por ejemplo medidores de  electricidad, enchufes y bases de enchufe para uso doméstico, controladores de cercas eléctricas, equipos o materiales eléctricos especializados para barcos, aviones y ferrocarriles (que cumplen con las disposiciones internacionales de seguridad de los Estados miembros) y kits de evaluación creados a medida destinados para que los profesionales los utilicen únicamente en instalaciones de investigación y desarrollo.

REFERENCIAS                                                   

·        Directiva de baja tensión 2014/35/UE (https://bit.ly/2NyC2gX)

·        ZVEI, “Role of CE Marking in the Placing on the Market of Electronic Components”

·        RISE, “CE marking according to the Low Voltage Directive (LVD)”

·        Keith Armstrong, “Complying with the New Low Voltage Directive (LVD) 2014/35/UE, from 20th April 2016” Cherry Clough Consultants Ltd

·        Keith Armstrong, “The Safe Design of Electrical Equipment and compliance with the new LVD”, Cherry Clough Consultants Ltd

·        Gregg Kervill, “Practical Guide to the Low Voltage Directive”, Newnes, 1998

 

·        “Low Voltage Directive 2014/35/UE Guidelines, Electrical equipment designed for use within certain voltage limits, LVD Guide”, August 2018

 

Más información:  info@leedeo.es , contacto@cemdal.com

Escribir comentario

Comentarios: 0

CEMDAL

C/ Taronger 12

08192 Sant Quirze del Vallès

(Barcelona)

email

Vinculado a / Vinculat a / Linked to:

Member of  Agency for Qualification of Professional Engineers


cemdal consultoria compatibilidad electromagnética  asesoria CEM EMC EMI Francesc Daura problemas CEM